Ir al contenido principal

Entra en servicio en la Armada el Buque de Aprovisionamiento de Combate “Cantabria”.

El Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) A-15 “Cantabria” ha sido entregado hoy por Navantia a la Armada, en una ceremonia celebrada en la Base Naval de Rota. El acto ha estado presidido por el almirante general jefe de Estado Mayor de la Armada, Manuel Rebollo García y ha contado, como invitado de honor, con la presencia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El ‘Cantabria’, construido en los astilleros que la empresa pública Navantia tiene en Puerto Real (Cádiz), es un buque de 174 metros de eslora cuya misión es proporcionar apoyo logístico a fuerzas navales y fuerzas expedicionarias. A su vez, el buque ha sido concebido para actuaciones de defensa medioambiental, por lo que cuenta con elementos para hacer frente a situaciones de riesgo de contaminación por derrames de carga y/o combustible originados por accidentes de buques.

A través de sus cinco estaciones de aprovisionamiento (una en popa) puede suministrar 8.000 metros cúbicos de combustible para buques y 1.500 metros cúbicos de combustible para aeronaves; así como munición, pertrechos y víveres a una fuerza en la mar. Tiene capacidad para aprovisionar combustible simultáneamente a tres buques en plena navegación.

Con su entrada en servicio, el ‘Cantabria’ incrementa de forma notable la capacidad de apoyo logístico operativo de la Armada y, por tanto, la capacidad de proyección de las fuerzas navales para llevar a cabo operaciones sostenidas en el tiempo en escenarios geográficos lejanos.

Al mando del capitán de navío del Cuerpo General de la Armada Ramón de Leste Contreras, el “Cantabria tiene una dotación de 122 personas. Es un buque de doble casco y respetuoso con el medio ambiente (Green Ship), cumpliendo con las leyes y convenios internacionales que tendrá su base en Ferrol.

Con un desplazamiento a plena carga de 19.500 toneladas, es el segundo buque de la Armada de mayor porte. Su velocidad máxima es superior a 21 nudos y su autonomía a 13 nudos (velocidad económica) es de 6.000 millas náuticas.

Dispone además de una amplia cubierta de vuelo y un hangar que permite el trabajo de helicópteros de tipo medio y pesado. Su cubierta de vuelo dispone de medios de ayuda a las operaciones de vuelo diurnas y nocturnas, tanto con sistemas visuales normales como con gafas de visión nocturna.

El buque cuenta con una instalación hospitalaria completa con una capacidad de diez camas, un quirófano totalmente equipado con instalación para la realización de telemedicina por videoconferencia, una sala de Rayos X, consulta de dentista, laboratorio de esterilización, consulta médica y central de gases. Este equipamiento la capacita para intervenir en acciones de ayuda humanitaria ante catástrofes.

En la firma han estado presentes el director de participadas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Enrique Martínez Robles y del presidente del Grupo Navantia, Aurelio Martínez Estévez. El acto ha contado con la presencia, en calidad de invitados de honor, del presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y su esposa Aurora Díaz, que ofició de madrina del buque en su botadura.

El presidente de Revilla se ha mostrado muy orgulloso de que un buque de la Armada lleve el nombre de ‘Cantabria’ y recordó la gesta histórica de la toma de Sevilla por el almirante cántabro Bonifaz, cuando las naves de su flota rompieron la cadena que cerraba el río a la altura de la torre del Oro, símbolo que forma parte del escudo de la comunidad autónoma de Cantabria y, que a partir de hoy, luce en sus costados el nuevo buque.

También estuvieron presentes en el acto representantes militares de Estados Unidos, Venezuela, Canadá y el embajador de Noruega cuyo país, junto con Canadá, han mostrado ya su interés en la adquisición de buques con similares características al “Cantabria”.

fuente: Armada española.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…