lunes, 9 de noviembre de 2009

La intención del Gobierno es acabar con los capellanes castrenses en el Ejército.

La cena se produjo en el restaurante madrileño Casa Patas. Caldera había convocado de la mano de Pedro Zerolo, miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE y Secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del mismo partido, a colectivos objetivo de las políticas de atención a la diversidad.

Caldera les confirmó que el Gobierno incluiría la retirada de los sacerdotes católicos de las Fuerzas Armadas en la próxima reforma de la Ley de Libertad Religiosa.

Amplíe esta información en Religión Confidencial.


fuente: El Confidencial Digital.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada