Ir al contenido principal

Un instructor español en Afganistán cuenta los graves problemas para hacer su trabajo.

Zapatero anunció el pasado mes, durante su encuentro en la Casa Blanca con el presidente estadounidense, Barak Obama, que España está dispuesta a “hacer el máximo esfuerzo para la formación de las fuerzas de seguridad afganas”.

Esta voluntad se traduce en el envío previsto de más guardias civiles hacia Afganistán, cuya misión primordial sería actuar de instructores para la policía afgana. España ya cuenta con casi una docena de agentes de la Policía Nacional en Afganistán realizando estas tareas. Defensa también está involucrada en los planes de Zapatero. La ministra Carme Chacón ha anunciado el envío de una tercera misión española para entrenar al también inexperto ejército afgano.

Pero ni con todos estos esfuerzos, ni siquiera uniéndolos a los que han emprendido los países aliados en la ISAF, sería suficiente para cumplir los planes de la OTAN que requieren de 10.000 instructores para el país afgano.

Entre tanta decisión política se esconde la difícil realidad a la que se ha de enfrentar un instructor en Afganistán. El Confidencial Digital ha conocido de primera mano el testimonio de uno de los agentes españoles encargados de la formación de la policía afgana, y estas son algunos de los obstáculos con los que han de ‘lidiar’:

-- Analfabetismo: “Aproximadamente el 65 por ciento de los aspirantes no saben leer ni escribir”. Esto imposibilita la correcta formación teórica y legislativa de los agentes afganos.

-- “Muchos afganos corrientes consideran a la policía como ‘criminales uniformados’, debido a la corrupción imperante”. Además, al haberse convertido la policía

-- Presencia de la mujer: “En la policía afgana hay un pequeño porcentaje de mujeres, alrededor de un 0,5 por ciento del total”. Sus labores principales son “hacer té y comida para el resto de policías varones”.

-- Los aspirantes a policías afganos suelen ser excombatientes de los grupos tribales del norte. El problema puede surgir cuando coincidan en las filas de la Policía elementos procedentes de tribus enfrentadas.

-- Es difícil descubrir a posibles infiltrados talibanes o de grupos extremistas que puedan estar haciendo de ‘agentes dobles’. La pasada semana, cinco militares británicos que trabajan en labores de formación fueron tiroteados por uno de los alumnos, que posteriormente huyó. Fuentes tribales citadas por las agencias de noticias aseguraron que el atacante pertenecía a un grupo insurgente.

-- El desconocimiento de la realidad social y de la cultura de seguridad afgana es otro de los obstáculos a los que se enfrentan los agentes que participan en estas labores, quienes deben “invertir mucho tiempo y esfuerzo a conocer la sociedad afgana”, las leyes no escritas, tradiciones –prácticas muy extendidas como la ablación-, etc…

-- “En Afganistán no hay capacidad para administrar justicia, por lo que los esfuerzos policiales son en balde. No hay separación de poderes efectiva ni respeto a los Derechos Humanos”.

-- “El sistema penitenciario es lamentable. Hay siete cárceles, unas viejas y otras inhabitables”. Con esta situación, “los programas de reinserción son imposibles”.

-- La policía afgana es el objetivo número uno de los terroristas, “ya que está mucho más expuesta a la guerra que el ejército, que se mantiene acuartelado en sus bases”.

fuente: El Confidencial Digital.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

24h en un portaaviones americano (I) - volar y aterrizar en un C-2 Greyhound

En esta y las próximas publicaciones os contaré toda la historia de cómo embarqué en el portaaviones USS John C. Stennis (CVN-74), de la marina de los Estados Unidos (US Navy) y las impresiones de todo lo que hicimos durante la 24 horas que pasamos a bordo de uno de los buques de guerra más impresionantes del mundo, pieza clave y esencial para la defensa de los intereses globales de la primera potencia económica mundial.
El portaaviones CVN-74. Fuente: MC3 Mike Pernick, USS John C. Stennis
El embark o embarque se inició en San Diego (California) la mañana del sábado 21 de abril de 2018 y se alargó un poco más de 24h hasta el domingo 22 de abril a las 14:00. Es decir, también pasamos la noche en la mar y dormimos en el buque.
Llegado a este punto te estarás preguntando... ¿Cómo alguien que vive en España, y no es estadounidense, consiguió llegar hasta aquí? Te lo explico antes de que sigamos con la visita.
En noviembre de 2017 el US Naval Air Forces Command, el Mando encargado de sostener …

24h en un portaaviones americano (III): dependencias aéreas

En el post anterior os expliqué cómo funcionaban las operaciones aéreas en un portaaviones, en este post os hablaré de otros espacios relacionados con la actividad de vuelo.
Ready rooms
En estas salas, un nivel por debajo de la cubierta, es donde los escuadrones preparan sus misiones, reciben sus briefings y rellenan su papeleo antes y después de cada vuelo. Cada Escuadrón tiene su sala, decorada según sus colores y demás señas de identidad.

En ellas hay comodas sillas asignadas a cada piloto, grandes tablones blancos donde se escriben los planes del día y las misiones, así como un par de pantallas donde se puede ver, en directo, la actividad de la cubierta en blanco y negro. Todos los despegues y aterrizajes se graban en vídeo y pueden ser vistos a través de estas pantallas, que por lo general están disponibles en todas las estancias que tienen relación con las operaciones aéreas así como en el despacho del Comandante y similares.
Al entrar a la derecha encontramos una oficina donde real…