Ir al contenido principal

Un instructor español en Afganistán cuenta los graves problemas para hacer su trabajo.

Zapatero anunció el pasado mes, durante su encuentro en la Casa Blanca con el presidente estadounidense, Barak Obama, que España está dispuesta a “hacer el máximo esfuerzo para la formación de las fuerzas de seguridad afganas”.

Esta voluntad se traduce en el envío previsto de más guardias civiles hacia Afganistán, cuya misión primordial sería actuar de instructores para la policía afgana. España ya cuenta con casi una docena de agentes de la Policía Nacional en Afganistán realizando estas tareas. Defensa también está involucrada en los planes de Zapatero. La ministra Carme Chacón ha anunciado el envío de una tercera misión española para entrenar al también inexperto ejército afgano.

Pero ni con todos estos esfuerzos, ni siquiera uniéndolos a los que han emprendido los países aliados en la ISAF, sería suficiente para cumplir los planes de la OTAN que requieren de 10.000 instructores para el país afgano.

Entre tanta decisión política se esconde la difícil realidad a la que se ha de enfrentar un instructor en Afganistán. El Confidencial Digital ha conocido de primera mano el testimonio de uno de los agentes españoles encargados de la formación de la policía afgana, y estas son algunos de los obstáculos con los que han de ‘lidiar’:

-- Analfabetismo: “Aproximadamente el 65 por ciento de los aspirantes no saben leer ni escribir”. Esto imposibilita la correcta formación teórica y legislativa de los agentes afganos.

-- “Muchos afganos corrientes consideran a la policía como ‘criminales uniformados’, debido a la corrupción imperante”. Además, al haberse convertido la policía

-- Presencia de la mujer: “En la policía afgana hay un pequeño porcentaje de mujeres, alrededor de un 0,5 por ciento del total”. Sus labores principales son “hacer té y comida para el resto de policías varones”.

-- Los aspirantes a policías afganos suelen ser excombatientes de los grupos tribales del norte. El problema puede surgir cuando coincidan en las filas de la Policía elementos procedentes de tribus enfrentadas.

-- Es difícil descubrir a posibles infiltrados talibanes o de grupos extremistas que puedan estar haciendo de ‘agentes dobles’. La pasada semana, cinco militares británicos que trabajan en labores de formación fueron tiroteados por uno de los alumnos, que posteriormente huyó. Fuentes tribales citadas por las agencias de noticias aseguraron que el atacante pertenecía a un grupo insurgente.

-- El desconocimiento de la realidad social y de la cultura de seguridad afgana es otro de los obstáculos a los que se enfrentan los agentes que participan en estas labores, quienes deben “invertir mucho tiempo y esfuerzo a conocer la sociedad afgana”, las leyes no escritas, tradiciones –prácticas muy extendidas como la ablación-, etc…

-- “En Afganistán no hay capacidad para administrar justicia, por lo que los esfuerzos policiales son en balde. No hay separación de poderes efectiva ni respeto a los Derechos Humanos”.

-- “El sistema penitenciario es lamentable. Hay siete cárceles, unas viejas y otras inhabitables”. Con esta situación, “los programas de reinserción son imposibles”.

-- La policía afgana es el objetivo número uno de los terroristas, “ya que está mucho más expuesta a la guerra que el ejército, que se mantiene acuartelado en sus bases”.

fuente: El Confidencial Digital.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…