domingo, 29 de noviembre de 2009

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas.

“No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.

La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la Estación Naval de La Algameca, su base de operaciones, ha sido “agridulce”.

Agridulce porque allí fue donde se entrenó y donde se celebró el acto de nacimiento de la Unidad, durante el cual, se les impuso la boina verde que representa la pertenencia al grupo de Operaciones Especiales. A su vuelta de Somalia, siendo recibidos por el AJEMA –Almirante Jefe de la Armada- Manuel Rebollo, han tenido que enfrentarse a las duras críticas de la opinión pública. No se sintieron “bienvenidos”. Y el recibimiento del AJEMA, “un paripé”.

Pero los miembros de la FGNE son conscientes de que su preparación para enfrentarse a este tipo de actuaciones era “muy amplia”. Culpan del fracaso de la operación a la cadena de mando, y asumen que las restricciones de combate impuestas desde Madrid les restaron operatividad

Una operatividad “mutilada y limitada” por las restricciones de combate que impone la Operación Atalanta y que los mandos de Defensa siguen a rajatabla, como también ocurre –así lo han puesto de manifiesto- en los contingentes militares desplegados en Líbano y Afganistán –vea aquí un ejemplo-.

Pero, insiste, “nada que ver con nuestra preparación”.La FGNE, según el jefe de la Unidad, tiene una capacidad ‘extra’, es decir, un adiestramiento y unos medios específicos para desarrollar operaciones de contraterrorismo marítimo, ataque a buques, rescate de rehenes, y “operaciones que impliquen el mayor riesgo y especialización, como los abordajes con oposición”.

“La FGNE aporta unidades altamente preparadas, adiestradas y alistadas que les proporcionan una excelente movilidad y discreción en Operaciones Especiales, permitiéndola operar en la mar o en tierra adentro, indistintamente” asegura el coronel al mando.

fuente: El confidencial digital.

NOTA DEL COMANDANTE GENERAL DE INFANTERIA DE MARINA

Ayer día 22 de noviembre recibi en Cartagena, acompañando al AJEMA, a la UGNE que al mando del Tcol Múgica regresaba del cumplimiento de su misión en aguas de Somalia.

Durante casi dos meses este equipo en conjunción con otro de la FGNE y otro de la Fuerza de Protección han estado listos para actuar en una de las más dificiles operaciones que se puedan realizar: el asalto a un buque con rehenes.

Su despliegue en zona de operaciones ha sido un ejemplo de la capacidad de reacción inmediata de la FGNE como unidad de infanteria de marina que es. En menos de 24 horas fue alertada, trasladada a Djibouti y lanzada al Oceáno Indico en paracaidas con todo su equipo de combate en una compleja operación de aproximación (por cierto zona de tiburones) .

Incorporada a bordo de la Canarias y también de la Mendez Nuñez su quehacer no consistió en otra cosa que adiestrarse y estar listos para lo que se les ordenara incluyendo el posible asalto al Alacrana. No estando los buques habilitados para alojar a un total de 40 hombres por encima de la dotación, a nadie se le escapa las dificultades que ésto ha representado; sin embargo han soportdo con estoicismo esta situación pues su único anhelo era asaltar el pesquero y liberar a los rehenes.

Finalmente no se efectuó el asalto - la vida de los rehenes ha primado obre cualquier otra consideración - y en el último momento actuando siempre escrupulosamente a las ordenes del Gobierno, se intentó pero no se pudo capturar a los piratas como nos hubiera gustado .

No ha sido posible, pero que nadie se engañe por lo que leemos en la prensa - alguna - pues la profesionalidad de nuestros hombres está fuera de toda duda y es fácil hablar desde los despachos. Su actuación ha sido impecable, digna de los mejores soldados, de los mejores infantes de marina. Han hecho simplemente lo que se les ordenó y si se les hubiera ordenado otra cosa lo hubieran hecho sin dudarlo.

Ayer al recibirlos en el patio "Tte Villa" de la FGNE los sentimientos afloraban pero sobre todos ellos, los de orgullo de mandar unos hombres como los de la FGNE.

Sólo eran 17 hombres y alli estaban para recibirlos el AJEMA, ALFLOT, ALMART y yo mismo.

VALIENTES POR TIERRA Y POR MAR

Juan Chicharro Ortega
Comandante General de la Infanteria de Marina


fuente: facebook (si si facebook) xD

*a otra cosa mariposa...

4 comentarios:

  1. Las operaciones especiales necesitan mas libertad al actuar en operaciones de alto riesgo y se les debe dar esa libertad al momento de actuar lo que fallo fue la vos de mando de los superiores y no el personal altamente entrenado un ejemplo el SAS del Reino Unido tiene más libertad en sus acciones y han tenido buenos resultados
    Como dicen en mi tierra mata Ranger sino te mataran.

    ResponderEliminar
  2. pues vete a la mierda con los ingleses arriba españa y el ilustre cuerpo de infanteria de marina 1º-2004- 94171

    ResponderEliminar
  3. pues vete a la mierda con los ingleses
    viva españa y el ilustre cuerpo de infanteria de marina
    1º-2004-94171

    ResponderEliminar