viernes, 18 de octubre de 2013

El patrullero ‘Arnomendi’ recuerda a los 15 marineros españoles fallecidos en 1918 durante el hundimiento de un barco de transporte.

El patrullero de altura ‘Arnomendi’, que se encuentra realizando desde el pasado 24 de agosto la campaña de inspección y vigilancia pesquera en los caladeros NAFO (Northwest Atlantic Fisheries Organization) en aguas de Terranova, ha celebrado en Canadá una ofrenda floral a los quince marineros españoles fallecidos en el hundimiento del barco de vapor ‘Florizel’. 

Al homenaje, que tuvo lugar en el cementerio “Mont Carmel” de la localidad de Saint John’s, asistió el comandante y una representación de la dotación del buque de la Armada, así como el Vicecónsul Honorario de España en la localidad canadiense, Jean Pier Andrieux. 


El acto consistió en una homilía a cargo del Arzobispo de Terranova, Martin William Currie; una breve alocución del comandante del ‘Arnomendi’, el capitán de corbeta Antonio Corbacho; concluyendo con una ofrenda floral a cargo de la dotación del patrullero español.

El hundimiento del ‘Florizel’, buque dedicado principalmente al transporte de pasajeros desde Saint John´s hasta New York, con escala en Halifax, tuvo lugar el 23 de febrero de 1918. Tras largar amarras, debido al mal tiempo reinante, el barco encalló en Cappahayden, al sur de Terranova.


Fallecieron 93 personas entre tripulación y pasajeros, mientras que, tras 27 horas de intensas labores de rescate en las frías aguas del Atlántico Norte, sobrevivieron 44 personas.

La mayoría de los españoles que se encontraban a bordo eran “stokers”, cuya labor era alimentar de carbón la caldera del vapor. Trabajaban en las máquinas del barco.

fuente: Armada española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada