Ir al contenido principal

El Ejército aparca el 60% de sus vehículos.


16 Julio 12 - - Diego Mazón 
 

MADRID- Cuando alguien pregunta qué alternativa hay a los recortes del Gobierno, mucha gente (incluidos algunos políticos) responde casi automáticamente «en Defensa». El departamento que dirige ahora Morenés ha perdido desde 2008 el 25 por ciento de su presupuesto hasta quedarse en 6.316 millones de euros, un 0,59 por ciento del PIB, al nivel de Luxemburgo. Pero más allá de cifras macroeconómicas, los ejércitos y la Armada llevan haciendo sacrificios mucho tiempo. Como funcionarios que son, los impuestos por cada Gobierno; como servidores, los que consideran necesarios para minimizar el gasto estatal.


El recorte del presupuesto en un 8,8 por ciento ha llevado a la Armada a reducir hasta el mínimo los días de mar de sus buques (unos 40 al año); el Ejército del Aire ha recortado ostensiblemente las horas de vuelo de sus aviones de combate y de transporte; y el Ejército de Tierra ha reducido sus maniobras. Los simuladores suplen gran parte de las horas que antes se dedicaban en los ejércitos y la Armada a la práctica real con vehículos y aeronaves, pero lo cierto es que la pérdida constante de presupuesto desde hace cinco años hace inviable adquirir el combustible necesario para muchas de las prácticas que se realizaban antes.


La última medida tomada por jefe del Ejército de Tierra, Fulgencio Coll, es una buena muestra de esta situación. Coll, en una instrucción interna a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, ordenó hace un mes poner el 50 por ciento de su parque móvil en servicio limitado, es decir, el mínimo funcionamiento imprescindible. Hasta ahora, el Ejército tenía el 80 por ciento de su flota operativa, aunque se utilizara exclusivamente lo imprescindible ante la necesidad de dejar el gasto en el mínimo posible. El 20 por ciento restante se encontraba parado por necesidades mecánicas. Ahora, el Ejército sólo dispondrá del 40 por ciento de sus vehículos en plena operatividad. El resto se mantendrá para tenerlos a punto pero no podrán hacer mucho más.


De esta orden quedan exentos, claro está, los vehículos que se encuentran en operaciones en el exterior. Los RG-31 y los Lince que están desplegados en Afganistán se mantendrán allí, y los del mismo tipo que están en territorio nacional sí mantendrán su plena operatividad para estar disponibles para su despliegue si fuera necesario.


Desde 2009, tal y como recordó el jefe de Estado Mayor de la Defensa, el almirante Fernando García Sánchez, en su comparacencia de abril, se viene aplicando a determinados materiales del Ejército de Tierra el programa especial de servicio limitado, que suponía la paralización del 30 por ciento de la flota de algunos de los medios acorazados y mecanizados, artillería de campaña y antiaérea e ingenieros. La cuestión, señalan fuentes militares, es no perder capacidades, mantenerlas como sea a punto para cuando se puedan volver a poner en movimiento.


fuente: La Razón.

* @Lqt_blog y facebook.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…