lunes, 23 de julio de 2012

Principales irregularidades detectadas por el Tribunal de Cuentas en los contratos de Defensa.

Ministerio de Defensa
22/07/2012
(Infodefensa.com) Madrid – Relación de las principales irregularidades detectadas por el Tribunal de Cuentas en la fiscalización de los contratos realizados por los órganos de contratación del Ministerio de Defensa relativos a operaciones en el exterior durante los años 2009 y 2010, según el documento al que ha tenido acceso Infodefensa.com:

Tierra, irregularidades en grandes contratos.

El Tribunal de Cuentas considera que la gestión del gasto contractual en el Ejército de Tierra relacionado con operaciones en el exterior se realizó en 2009 y 2010, con carácter general, siguiendo los procedimientos establecidos. Fiscalizó 41 expedientes, de los cuales 5 eran abiertos, 9 negociados, 24 contratos menores y 3 prórrogas.

La primera deficiencia, sin embargo, la recoge en dos contratos de suministros adjudicados a IVECO y otras empresas, como Hernando Moreno y Martín Acedo, para adquirir repuestos para la barcaza del vehículo Centauro porque, entre otras cosas, no se adjunta la aprobación del expediente y se imputan por error a la sección 12 en vez de a la 14, correspondiente al Ministerio de Defensa. Además, señala que las ofertas fueron recibidas fuera de plazo, pero se admitieron y sin tener toda la documentación necesaria.

También critica el procedimiento seguido por la adquisición del sistema PASI (UAV) para la formación de tripulaciones en zona de operaciones que se realizó a la UTE formada por EADS e Indra Sistemas por 11,9 millones de euros, ya que se imputó a una cuenta equivocada, lo que obligó a realizar rectificaciones contables en 2011.  Respecto a estas dos mismas empresas, destaca que se les adjudicará el contrato de “Práctica complementaria de la tripulación Sistema PASI” por 1,5 millones de euros por razones de “exclusividad”, que considera no justificada, además de no solicitarse la garantía definitiva, como establece la norma.

Sin sanción a pesar de petición oficial

La estancia judicial menciona que el contrato de mantenimiento bianual del 4ª Escalón de vehículos BMR que Tierra adjudicó por 4 millones de euros a la plataforma formada por las empresas Quatripole, Casli y EXPAL presenta también irregularidades, porque, entre otras cosas, el órgano de contratación  no impuso penalidades en contra del criterio mantenido por la asesoría jurídica del Cuartel General del Ejército de Tierra y la Intervención delegada en el Mando de Apoyo Logístico del Ejército.

El Tribunal dice que, de acuerdo con el criterio de estos últimos, se debería haber impuesto penalidades a las empresas adjudicatarias por demora, puesto que las razones que las compañías alegan para justificar la demora no impiden que se deba aplicar el principio de riesgo y ventura.

Asimismo, la instancia judicial resalta los incumplimientos que se observan en la adjudicación del contrato para el servicio de restauración, agua embotellada y a granel fuera del territorio nacional por importe de 34,2 millones de euros a la UTE formada por TECNOVE y UCALSA por, entre otras cosas, no aportarse documentación relevante, como la de cumplimiento de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social de las compañías adjudicatarias.

Aire, contratos no relacionados con operaciones en el exterior 

En el Ejército del Aire, el Tribunal fiscalizó 463 expedientes, 4 contratos adjudicados por el procedimiento abierto, 435 contratos menores y 15 expedientes de gasto. Su dictamen final, al que ha tenido acceso Infodefensa.com, es que la gestión de este Ejército se ha realizado “con carácter general, siguiendo los procedimientos establecidos”.

Sin embargo, resalta algunas irregularidades, como que, por ejemplo, no está “debidamente justificada” la tramitación negociada y con urgencia del expediente de “adquisición de un horno de convección a gas” por 81.000 euros, además de no estar acreditado que tuviera relación exclusivamente con operaciones en el exterior, ya que, en realidad, estaba destinada para “el apoyo en la manutención del personal” de la base de Cuatro Vientos. Por último, pone de manifiesto que fijó como fecha de recepción, el 17 de diciembre, cuando el expediente se cerró el día siguiente, 18 de diciembre.

También critica la manera es que se contrataron zapatillas de deporte por 347.989 euros,  sin especificar los criterios objetivos para la adjudicación. Asimismo, enfatiza que en el acta de recepción del 9 de diciembre de 2009 se menciona que va acompañada de la factura, lo cual no es posible al ser ésta de fecha de 14 de diciembre.

Algo parecido se menciona en relación con el concurso para la reparación estructural de un avión C-130 Hércules por 1,4 millones de euros a la empresa Marshall of Cambridge Aerospace, ya que resalta que no están justificados adecuadamente los criterios que se tuvieron en cuenta para la adjudicación.

En relación con contratos menores, es decir, de menos de 50.000 en obras y de 18.000 en otros, deja constancia que en varios de ellos la aprobación del gasto fue posterior a la fecha de la factura, y parece que fueron fraccionados  para evitar requisitos de publicidad o procedimiento. Por ejemplo, se aprobaron tres contratos con objetos muy similares –saco de dormir, mochila combate mimetizado árido y mochila campaña mimetizado árido- por importes similares (14.265, 18.964 y 18.941 euros) al mismo empresario en la misma fecha. Igual pasó con otros tres contratos para comprar equipo de frío que son adjudicados el mismo día por cantidades similares a la misma empresa.

Armada, irregularidades en tramitados por urgencia

En la Armada, el Tribunal fiscalizó 54 expedientes, de los cuales 4 corresponden a procedimientos abiertos, 11 negociados, 35 menores y 4 ampliaciones. También señala que, en conjunto, se han realizado siguiendo los procedimientos establecidos.

La instancia judicial pone énfasis en el contrato tramitado por urgencia “JAPCART-SERCART para la adquisición de sistemas portátiles de buceo necesarios para el buque Neptuno”, adjudicado a la única empresa que se presentó, Gauzon Ibérica SL, que se presentó a la licitación por 489.250 euros, aunque se adjudicó por el presupuesto total que ascendía a 515.000 euros. Entre otras cosas, no se adjunta el certificado de la empresa adjudicataria de no estar incursa en prohibiciones para contratar.
También resalta las irregularidades en el contrato adjudicado para obtener los certificados de aeronavegalibilidad de los helicópteros y aviones de la Armada concedido sin publicidad por 1,16 millones de euros. En este caso, señala que se formalizó el 29 de diciembre de 2010 y el plazo de ejecución finalizó tres días después.

El Tribunal también critica en el caso de la Armada lo que parece una práctica bastante extendida de partir el importe de varios contratos para evitar la publicidad y más requisitos. Por ejemplo, se adquieren  300 granadas aturdidores a la misma empresa y con importe idéntico (17.595 euros) con fechas distintas pero facturas y certificados de conformidad similares (28 de noviembre y 9 de diciembre de 2010, respectivamente)

EMAD, contrato con un día para ejecutar

En el caso del Estado Mayor de la Defensa (EMAD), el Tribunal de Cuentas  no recoge “incidencias significativas” después de fiscalizar un total de 9 expedientes correspondientes a un procedimiento abierto y ocho negociados.

Únicamente destaca el suministro adjudicado por procedimiento negociado a Telefónica España por 602.011 euros con el objeto “SECOMSAT/potenciación Gateway básico en estaciones de anclaje de satélite bermeja y Torrejón fase II”, ya que el contrato se formalizó el 29 de noviembre de 2010 y su plazo de ejecución finalizaba el 30 de noviembre. “Su plazo de ejecución se redujo a un día, lo que evidencia una inadecuada planificación”, dice el informe al que ha tenido acceso Infodefensa.com.


fuente: Infodefensa.com

* @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada