lunes, 26 de noviembre de 2012

Vida a bordo del 'Hespérides', experiencias del 2º Comandante.

Buenas tardes a todos…realmente, casi buenas noches en España. Soy el Capitán de Corbeta David Díaz-Caneja Greciano, hace 3 semanas que embarqué en el “Hespérides”, y soy el Segundo Comandante. Para el que no esté acostumbrado a este puesto, diremos que soy como el asistente del entrenador de un equipo de fútbol, él da las instrucciones y yo compruebo y controlo que se hagan.

Quería compartir con todos los lectores de nuestro “Vida a bordo” la experiencia que es embarcar por primera vez en un barco como éste, para ello os contaré un poco de mi vida pasada.

Guardia de puente.

Mi anterior destino era la fragata “Méndez Núñez”, una F-100, para mí la mejor fragata de la Armada, y allí era el “Jefe de Control del Buque”, y además “Jefe de Operaciones”, ¿qué es esto?, muy fácil, el encargado de la navegación, las comunicaciones, la maniobra (estachas, cabos… “cuerdas” en general) y también de las operaciones (las actividades del barco…). No lo hacía yo solo, por supuesto, me ayudaban un montón de oficiales muy preparados y competentes…Por cierto, ya que hablo de ellos, aprovecho esta carta para mandarles un abrazo y desearles suerte en su despliegue en la operación ATALANTA en las aguas de Somalia. “BUENA SUERTE AMIGOS”.

En octubre, surgió la oportunidad de “saltar” a un barco completamente distinto, el “Hespérides” y como Segundo Comandante, no tenía muy claro a que se dedicaba este barco, excepto que se iba a la Antártida bastante tiempo….y decidí cambiar, para poder vivir una experiencia diferente y hacer cosas que antes no había hecho. Así que pedí el destino, me lo asignaron y aquí estoy.

Cuando llegué el barco estaba inmerso en su “Inspección de Capacidades”, algo así como un examen de suficiencia para ver si podía ir a la Campaña Antártica. Esta prueba la pasó perfectamente (y para mí con nota alta….). 

Cruzando el estrecho, costa española y africana

Me sorprendió el buen estado del barco (ya tiene 21 años, y yo venía de una fragata de apenas 6 años…) y la gran profesionalidad y actitud de la dotación, muchos de ellos han hecho más de 3 y 4 campañas y cada una de ellas de más de 6 meses, echad la cuenta….

Comprendí que el 80% de esta comisión estaba hecha: buen barco, personal motivado y una aventura por delante, ahora solo falta tener un poco de suerte y a disfrutar.

De los pocos días que llevo abordo y comparándolo con otras unidades donde he estado, puedo decir que es un barco, si bien con misiones diferentes (pero igual de importantes en su campo que las de las fragatas en el suyo) con el mismo espíritu y las mismas ganas de representar a España y a la Armada como se merece en cualquier parte del Mundo.


Espero no haberos aburrido demasiado, me despido hasta otra oportunidad y os dejo con más miembros de la dotación del “Hespérides” que os contarán su experiencia y “Vida a bordo”, para que podáis seguir nuestra actividad durante estos meses.


fuente: Armada española.

* Estamos en Twitter @Lqt_blog y facebook.

1 comentario:

  1. veo que solo le ayudaban oficiales en su antiguo destino ,un poquito de mano izquierda mi segundo que el tambor tb es tropa

    ResponderEliminar