miércoles, 4 de septiembre de 2013

Los futuros suboficiales del Ejército del Aire se incorporan a la Academia Básica de León.

El pasado día uno de septiembre, la Academia Básica del Aire (ABA) de León recibió a los 219 caballeros y damas alumnos, que configurarán la XXIV Promoción de la Escala de Suboficiales del Ejército del Aire.

Tras los trámites de recepción y alojamiento, tuvo lugar en el salón multiusos de la Academia, una recepción de bienvenida presidida por el director de la ABA, coronel Lucas Manuel Muñoz Bronchales, y en la que estuvo acompañado por los jefes de Grupo, suboficiales mayores, directores de departamento y mandos del escuadrón de alumnos. En este acto, el coronel Bronchales se dirigió tanto a los nuevos alumnos, como a sus familiares asistentes, y tras darles la bienvenida, repasó los aspectos formativos más relevantes que desarrolla la academia. 

 fotos: Ejército del Aire.

Recordó que dichos aspectos tienen como último objetivo proporcionar al Ejército del Aire los mejores suboficiales, que tendrán que aportar, además de calidad técnica, un enraizado espíritu militar, sostenido por un conjunto de valores que han de interiorizar y convertir en guía de sus futuras acciones. Del mismo modo, destacó que la forja de un buen suboficial se fundamenta en una vida de sacrificio y de máxima exigencia, con el fin de alcanzar una mejora personal. Así mismo, se refirió al conjunto de medios humanos y a la importante dotación de medios materiales y financieros, que el Ejército del Aire pone al servicio de la academia para poder alcanzar esos objetivos, siendo primordial el esfuerzo combinado de profesores, alumnos y personal de apoyo y servicios, para optimizar esta amplia disposición de medios. 

El coronel director, realizó también una breve presentación sobre la historia, organización, recursos humanos e infraestructuras de dicho centro de enseñanza militar, finalizando la jornada con una visita a las principales instalaciones.

 foto: Ejército del Aire.

Durante estos primeros días los alumnos de primer curso vivirán unas jornadas de adaptación, en las que tras recibir el vestuario e información relativa al Régimen Interior, planes de estudio y programas, se iniciarán en la adquisición de los conocimientos, habilidades y destrezas básicas militares. Dicha fase de adaptación concluirá con un campamento en la localidad leonesa de Boñar.

 fuente y fotos: Ejército del Aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada