jueves, 24 de enero de 2013

El 'Cantabria' se acerca al Ecuador geográfico mientras sígue con el adiestramiento.

Vida a bordo día, 23 de enero de 2013

Después de casi tres semanas desde que salimos de Ferrol, cuando estamos aproximándonos al Ecuador geográfico y también a la mitad de nuestro tránsito a Australia, el barco sigue comportándose bien y nos lleva seguros a nuestro destino.

El esfuerzo que estamos dedicando a nuestra preparación adiestrándonos y el que empleamos al mismo tiempo en nuestro objetivo de llegar Australia con la presencia del que prepara su casa para ser visitada, nos mantiene bien ocupados y orgullosos de los resultados que vamos obteniendo.

Desde nuestra salida seguimos fieles al propósito común de que el “CANTABRIA” es un “EQUIPO” cohesionado, todo lo hacemos juntos repartiendo las responsabilidades y sintiendo los resultados como algo que logramos con el esfuerzo de cada uno y la sinergia que hemos creado.

 Trozo de vista y registro.

A pesar de este buen sentir, los días de mar van dejando su huella y la euforia que todos sentíamos al dejar Ferrol al comenzar nuestra singladura, poco a poco va cambiando. 

Sin perder la alegría que es firma indiscutible de esta “BUENA DOTACIÓN”, todos comenzamos a ser más conscientes de la responsabilidad que supone la empresa a la que nos enfrentamos y también se va asentando en nosotros de forma más profunda, el sentimiento de distancia con nuestros seres queridos. No nos ocurre nada malo, los más veteranos sabemos que siempre sucede así.

La mar, su inmensidad y las muchas horas que dedicamos al trabajo diario, siempre inducen a encontrar el tiempo en el que los sentimientos propios son una y otra vez, nuestro desayuno y despedida de cada día. Yo digo que navegar nos hace humanos, nos enseña a apreciar lo que tenemos en nuestras vidas, nos presenta la soledad, a dar valor a ser queridos, a querer con intensidad, en definitiva a navegar en el mar de las emociones que también requiere de buena destreza.


La ausencia de los seres queridos y la necesidad humana de buscar el afecto y reconocimiento de otros, hacen del juego de las relaciones humanas a bordo, un hecho palpable. Se estrechan lazos entre las personas, se comparten sentimientos, se buscan apoyos y en este mercadeo emocional, aumenta la cohesión del Equipo.

Cualquier hito a bordo es una excusa para comentar, discutir, participar e incluso celebrar. Los que están bien anímicamente empujan y crean el ritmo, los que tienen un bajón son rápidamente detectados y unos por otros, pero en definitiva todos, intentamos cuidarnos y  mantener la armonía colectiva en comunión con intereses compartidos.

Yo veo a la dotación a la que pertenezco “enchufada”, ilusionada y consciente de que unidos vamos a disfrutar, cumpliendo con nuestro trabajo de la mejor forma que sabemos. Somos conscientes que en lo que hacemos representamos a España y a nuestras familias, que aunque hoy se nos antojan lejos, todos sentimos siempre cerca porque están dentro de nosotros y en  la intención de lo que hacemos cada día.

A los que leen estas crónicas de la vida diaria a bordo, yo les diría que estén tranquilos por nosotros y que se cuiden mucho. Estamos bien, disfrutamos de nuestro trabajo y lo hacemos con ilusión, nos sentimos unos privilegiados.

Cuidamos cualquier detalle, buscamos la seguridad de las personas y el material en todo lo que hacemos y somos profesionales capaces de convertir lo que a los ojos de extraños puede parecer una aventura arriesgada, en una rutina controlada en la que nos desenvolvemos tranquilos y seguros de nuestras capacidades.

Force Protection.

Los que somos creyentes pedimos a la Virgen del Carmen que cuide de nuestras familias y de las de nuestros compañeros, que los cubra con su manto protector. Para nosotros no pedimos mucho, sólo fuerza, sensatez y responsabilidad, gracias a Dios estamos unidos y en la mar sabemos cuidarnos.

Hoy como ayer el día a bordo no ha estado exento de esfuerzo y trabajo, pero ha sido bueno…….……...mañana intentaremos volver a conseguir que lo vuelva a ser para todos. Así queremos seguir navegando, humildes, orgullosos y con la cabeza alta hasta nuestro regreso.


fuente: Armada española.

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

1 comentario: